Misty Cream

Misty Cream, la enseña colombiana de helados artesanales enfriados con nitrógeno, está a punto de comenzar su internacionalización. Un proceso que arrancará en el mes de noviembre, con su llegada a Ecuador. Además, la compañía sigue creciendo en Colombia, donde prevé cerrar 2018 con más de 30 franquicias operativas.

Las cifras son buena prueba de su éxito. Y es que esta franquicia ya vende en Colombia cerca de 41.000 helados al mes. En una entrevista con el diario La República, Ricardo Arbouin, gerente de Misty Cream, ha explicado sus planes para los próximos meses. Así como sus previsiones de ventas para este año, que se sitúan en torno a los $900 millones.

Planes en Colombia…

Misty Cream quiere acabar el año con más de 30 franquicias operativas en el país. Algo más que factible, puesto que ha firmado, solo este año, 24 contratos de franquicia.

Además, ha invertido $300 millones en una nueva planta que se sitúa en Cajicá y que está operativa desde este mes de octubre. Gracias a ella, Misty Cream aumentará en un 60% su producción, además de mejorar sus procesos de frío y el almacenamiento de fruta.

…Y planes en el extranjero

A principios de noviembre, Misty Cream va a dar el salto internacional, abriendo sus primeros establecimientos en Ecuador. Concretamente, en Quito, Guayaquil y Riobamba-Ambato. Su objetivo es cerrar 2019 con un total de 10 franquicias en el país.

Además, Misty Cream ya se encuentra en negociaciones para llegar también a México (mediante un contrato de Máster Franquicia), así como a Panamá.

Acerca de Misty Cream

Misty Cream es una franquicia de heladerías que prepara sus helados artesanales al momento, según pedido. Nació en el año 2014 vendiéndolos en un carro y un año después, en 2015, abrió su primer establecimiento. En 2016 elaboró su proyecto de franquicia y en 2017 firmó hasta 16 contratos franquiciados. Así, a día de hoy, opera en Bogotá, Cali, Chía – Cajicá, Cúcuta, Manizales y Medellín.

Su principal innovación es usar nitrógeno líquido a -196ºC para congelar sus helados. De esta manera, se garantiza un producto fresco sin conservantes, colorantes, emulsionantes ni estabilizantes. Además, así consigue un helado muy fresco, más cremoso y sin los típicos cristales de hielo.

Una franquicia de Misty Cream cuesta entre $75 y $80 millones. Además, cuenta con tres formatos diferentes:

  1. Tiendas, de entre 6 y 25 m2.
  2. Islas en centros comerciales, de entre 6 y 12 m2.
  3. Y carritos para actividades puntuales y eventos sociales o empresariales.

En la actualidad, Misty Cream busca emprendedores e inversores con habilidad para generar nuevos negocios y para desarrollar nuevos mercados. El retorno de la inversión está estimado en un plazo de entre 14 y 18 meses. Siempre en función de las ventas y los gastos operativos del punto de venta.